domingo, 24 de febrero de 2008

Resolución que manda la enseñanza por Bentham - 1835


Titulo - Autor
Ubicación – Publicada
Fuente - Fondo
Tema
Comentarios
Titulo: Resolución que manda la enseñanza por Bentham

Autor: Lino de Pombo
(Secretario del Interior)
Obra Educativa: La Querella Benthamista, 1748 – 1832, Luis Horacio López Domínguez (Compilador), Santafe de Bogotá, Presidencia de la República, 1993, pp. 107 –- 110
Gaceta de la Nueva Granada, No 212. 1835 (18/10)
- Se afirma que no se acogerá la recomendación del Informe de la Dirección General de Instrucción sobre prohibir el estudio de la obra de Bentham. Solo se acogen de que se va a prevenir públicamente de que se adopte

- Prevénganse a los catedráticos hasta tanto no haya otro texto lo que dispone el artículo 229 del decreto orgánico de 3 de octubre de 1826

- Que no sobrepongan la enseñanza de moral y derecho natural (artículo 33 de la ley de 18 de marzo de 1826, y 158 del citado decreto[garc1] ),

*Lo que esta en azul son correcciones del documento publicado que considero pertinentes.


RESOLUCIÓN QUE MANDA LA ENSEÑANZA POR BENTHAM


La dirección general de instrucción pública acordó solicitar al ejecutivo, y lo solicitó en efecto, exponiendo sus razones en un largo informe, que consiguientemente a lo resuelto en 16 de agosto de 1827 y en 12 de marzo de 1826, y usándose de la facultad del artículo 229, parágrafo único, del decreto de 3 de octubre de 1826, órganico de la enseñanza pública, se suprimiese nuevamente en todas las universidades, colegios y casas de educación la enseñanza de los principio de legislación civil y penal por las obras de Jeremías Bentham. En vista de dicho informe se ha dictado el día 15 de este mes, por la secretaría del interior, la siguiente resolución[garc1] .
Examinado atenta y detenidamente el presente informe de la dirección general de instrucción pública, ha considerado el ejecutivo que si por una parte los principios generales de legislación universal que establece y desenvuelve el jurisconsulto Bentham y sobre todo su comentador Salas[garc2] , pueden dar motivo a alarmas en algunos padres de familia; de otra parte puede más bien influir en ello la falta que acaso haya habido de una explicación minuciosa y detenida de los mismos principios en las respectivas clases, y el recargo de las materias que se enseñen durante el curso, pues todo error que de aquí nazca, y que se propague por una equivocada inteligencia del texto, es realmente perjudicial a la juventud[garc3] .
No desconoce tampoco el ejecutivo la facilidad con que nacen y cunden esta especie de alarmas, u otras semejantes, como que desde el principio de la resolución, y durante su curso, las ha habido por la abolición del tribunal llamado llamado de santo oficio, por la enseñanza de algunas doctrinas canónicas que bajo el gobierno español estaban proscritas, por la ideología y hasta por las máximas liberales que son en el día dogma políticos[garc4] ; y sin embargo, ni se retrocedió en los pasos dados a impulsos de la ilustración del siglo, y para beneficio de los mismos, que se alarmaban, ni se dejó de marchar hacia delante en la grande obra de reformar y generalizar la enseñanza pública. Los progresos de ésta, la acción del tiempo y otros medios regulares han ido calmando poco a poco los ánimos, disipando las ilusiones y conduciendo a la República en armonía con el estado actual de la civilización, y con la libertad que ha proclamado para el pensamiento, como para el país y para el individuo.
Ocurren además otras reflexiones.

1º La ley de 3 mayo de este año mandó restablecer integramente en su fuerza y vigor el decreto orgánico o plan general de enseñanza pública de 1826[garc5] , en cuanto no fuese contrario a dicha ley, estando allí designada la citada obra como texto para la enseñanza de los principios de legislación; y lo dispuso así el legislador, a pesar de que ante el mismo congreso solicitaron algunos padres de familia lo que la dirección solicita ahora el ejecutivo.
2º Los tratados de Bentham, particularmente los de legislación civil y penal, admirables por el espíritu de análisis con que están escritos, y por lo luminoso y profundo de sus doctrinas, ilustran el entendimiento; y aunque nada hay en dichos tratados de legislación civil y penal que leído con meditación y bien comprendido pueda ser perjudicial y alarmante, sino muy lejos de eso, provechoso y consolador para la humanidad; trozos o proposiciones aisladas de sus principios fundamentales, leídas a la ligera por jóvenes ardientes y entusiastas, pudieran extraviar su espíritu irreflexivo[garc6] . La obra círcula libremente por todas partes, sin que pueda ni deba impedirse su introducción y circulación[garc7] ; y si ella ha de ser vista y estudiada por los alumnos de jurisprudencia, fuera de las aulas, vale más que lo sea dentro de ellas, bajo la dirección de profesores que cuiden de explicarla, y de que se la repase con fruto.
3º Si algún daño puede acaso producir dicha obra, extraviando las ideas de uno y otro joven que la lea y la comprenda mal, su estudio bien hecho generalizará nociones exactas sobre la importante ciencia de que trata, y hará que se busquen en la razón y en la naturaleza, únicas fuentes de los justo y de lo cierto, y no en el espíritu de imitación y rutina, las bases de la legislación de un pueblo libre[garc8] . Conviene por tanto que se la enseñe y analice en los establecimientos de instrucción secundaria y superior[garc9] . La libertad de imprenta produce difamaciones y libelos, escándalos y rencillas; pero es una garantía contra los abusos del poder, es el intérprete de la opinión pública, y quien la forma y consolida es el instrumento y la arena de los debates políticos, y nadie piensa por eso ni pensará en suprimirla.
4º Aún no se ha proporcionado, conforme a la disposición del decreto ejecutivo de 16 de agosto de 1827, una obra de principios de legislación que pueda reemplazar a la Bentham para el estudio de ese ramo de jurisprudencia, que se mandó enseñar por la ley de 18 de marzo de 1826, y que se manda enseñar también por la de 3 de mayo de 1835.
Pero el ejecutivo, en el presente caso, debe conciliar las disposiciones legales con el interés de la buena educación de la juventud; debe tener como siempre por norma la ley, y por objeto la conveniencia pública, siendo superior a preocupaciones de toda especie, que dominan o influyen transitoriamente, y que nunca son buen principio de raciocinio. En consecuencia, de acuerdo con el dictamen del consejo de gobierno, se resuelve:
1º Prevéngase a los catedráticos de principios de legislación universal en las universidades, colegios y casas de enseñanza de la República, bajo la más estrecha responsabilidad, y cuídese de que así se verifique, que entre tanto se designa otro autor elemental como texto para la enseñanza de dicho ramo, cumplan escrupulosamente con lo dispuesto en el artículo 229 del decreto orgánico de 3 de octubre de 1826[garc10] , explicando las doctrinas y proposiciones de Jeremías Bentham, de modo que ellas no se sobrepongan a las leyes que prescriben la enseñanza de moral y derecho natural (artículo 33 de la ley de 18 de marzo de 1826, y 158 del citado decreto[garc11] ), y declaran una protección especial a la religión revelada. Por consiguiente, ni podrán enseñarse, ni menos sostenerse en certámenes públicos, principios contrarios a tales disposiciones, sobre lo cual usará de sus facultades naturales de la dirección general.
2º La misma dirección examinará detenidamente las obras que además de la Bentham se citan en el artículo 168 del decreto orgánico de 1826, o cualesquiera otras que versen sobre las materias que según dicho artículo deben enseñarse; e informará si es posible adoptar alguna de ellas con ventajas en calidad de texto para los cursos de principios de legislación universal, en reemplazo de la Jeremías Bentham, supuesto que ni se ha redactado ni puede de pronto esperarse que se redacte en el país una obra elemental perfectamente adaptada a nuestros principios religiosos y políticos[garc12] .
3º La presente resolución será leída públicamente por los catedráticos de las diferentes asignaturas de la clase de jurisprudencia, en las aulas y con asistencia de los alumnos, luego que la reciban comunicada por el superior respectivo[garc13] .
Transcríbase a la dirección general para los fines del caso. Y publíquese en la gaceta.
Por su excelencia,

El secretario,
Pombo.

Comentarios:
[garc1]Resolución de la secretaría del Interior, dictada el 15 de este mes…

[garc2]Habla sobre todo del Comentador Salas. Quejas de los padres de familia

[garc3]Hay un mal entendimiento del texto

[garc4]Se compara con otros debates como abolir la inquisición, abolición de la enseñanza de algunas doctrinas canónicas que bajo el gobierno español estaban proscritas.

[garc5]Decreto de 3 de mayo de 1835 mandó restablecer integramente en su fuerza y vigor el decreto orgánico o plan general de enseñanza pública de 1826 [garc5], en cuanto no fuese contrario a dicha ley,

[garc6] No puede ser entendido que sea perjudicial y alarmante esta obra

[garc7]No puede ser impedida su circulación

[garc8]El libro es bueno da nociones exactas sobre la naturaleza.

[garc9]Que se enseñe en los establecimientos de secundaria y superior

[garc10]Prevénganse a los catedráticos hasta tanto no haya otro texto lo que dispone el artículo 229 del decreto orgánico de 3 de octubre de 1826

[garc11]Que no sobrepongan la enseñanza de moral y derecho natural (artículo 33 de la ley de 18 de marzo de 1826, y 158 del citado decreto [garc11]),

[garc12]Se e informará si es posible adoptar alguna de ellas con ventajas en calidad de texto para los cursos de principios de legislación universal, en reemplazo de la Jeremías Bentham

[garc13]Esta resolución será leída públicamente por los catedráticos de las diferentes asignaturas de la clase de jurisprudencia, en las aulas y con asistencia de los alumnos, luego que la reciban comunicada por el superior respectivo [garc13]

No hay comentarios: